martes, 10 de marzo de 2009

Una vez devuelta no me queda otra que tocar el banjo

2 comentarios:

Andy Schaffer dijo...

hermosas fotos!

gracias por pasar
besos!

CATI dijo...

qué gracia, el Banjo!!
Lo de los puerco espines...pues es un poco imaginación porque aún no los ví allí, pero estoy segura de que hay :-)))
Y a menos de media hora de Oviedo, es posible ver osos!! estamos muy cerca de las montañas!